Que hace invencible a un Equipo? Dónde pone su Foco.

Si pensamos en todos los equipos dominantes de una época sabemos que no había rivales que los pudiesen vencer. Entonces: por qué siguen ganando y jugando cada vez mejor? Si en definitiva nada externo parece motivarlos casi que se torna aburrido. Ahí está el factor clave, que siempre intento inculcar en los equipos que me ha tocado liderar. La cultura de comenzar con uno mismo es donde debemos poner el Foco, porque podremos superar a cualquier rival o compañero por el lugar dentro del equipo pero difícilmente vamos a superarnos a nosotros mismos todo el tiempo. Siempre vamos a querer mejorar sin importar circunstancia, rival, compañero o entrenador.

Problemas de invertir el Foco

Están aquellos que entienden que lo primero es focalizarse en los rivales, y ese tipo de enfoque externo los lleva a fracasar. Porque solo trabajan en lo que ellos creen que los va llevar a ganar un partido especifico. Imaginen pensar todo el tiempo en algo que muta constantemente como los posibles rivales. Otros piensan que deben ganarle a un compañero su lugar en el equipo y tampoco aciertan en el largo plazo porque siempre van aparecer nuevos compañeros con nuevas armas que van a seguir desafiando mis habilidades.

Mis Reglas: Yo-Compañero-Rival

El primer escalón es la competencia interna (Yo): conocer todas mis fortalezas y debilidades para luego focalizar mi entrenamiento en las mismas. Pensemos ahora un equipo que comienza su preparación donde todos y cada uno de los integrantes tiene un enfoque similar. Antes de siquiera empezar a competir, ya tenemos personas con un alto grado de motivación y foco en mejorar. Personas que ademas pueden auto evaluarse y auto gestionarse, son clave en la construcción de un Equipo Exitoso.

Nuestro segundo escalón es la competencia dentro del equipo (Compañero): es decir aquellos que compiten por el mismo lugar o posición. Es clave esta cuestión para nunca sentir que tengo el puesto ganado y caer en la tentación de relajarse. Promueve la mejora y aprendizaje continuo entre pares, ya que no solo comparten la cultura de equipo sino la especificidad del puesto.

En tercer y último lugar aparece lo extrínseco al equipo (Rival): con una cultura competitiva casi natural puedo hablar de los rivales de turno. Ahora es donde podemos pensar en un rival o torneo especial. Incluso de marcas históricas a romper. Y entonces volvemos al principio: si solamente pongo el Foco en alcanzar una marca, ganar un torneo o partido, una vez obtenido el objetivo ya no podré seguir motivando al Equipo a superarse a si mismo.

Donde poner el foco es esencial en la construcción de un Equipo y uno de los puntos fundamentales a transmitir en mi forma de liderar.

Join the discussion 2 Comments

Leave a Reply