Ya pasó tiempo desde los últimos confinamientos pandémicos, y todavía quienes lideran organizaciones navegan en un “gris” respecto a la presencialidad/virtualidad de sus equipos para llevar adelante sus trabajos sin dañar a sus equipos.

¿Necesitamos presencialidad full? ¿Debemos ir a un modelo híbrido? ¿Nos mantenemos 100% en forma virtual? 

Esta nota no busca dar una respuesta concreta. Aprendimos que cada casa (casa=organización) es un mundo único e irrepetible, y no hay soluciones estándares ante tal disyuntiva. 

Si lideras espacios de trabajo, alguna organización o equipo, te invito a correr un poco la mirada. En lugar de discutir cuánto tiempo se debe pasar en la oficina, te propongo poner foco en tres pilares fundamentales que te ayudarán a mantener y cuidar tu organización y sus resultados: 

  • Productividad

  • Cultura

  • Bienestar

Productividad

KPIs y OKRs serán una gran ayuda para establecer métricas de rendimiento

Para descubrir lo valioso de tu equipo una recomendación es medir cuánto valor agrega cada persona al negocio, en lugar de cuánto tiempo pasa pegado a la pantalla.

Para eso las organizaciones tienen el gran desafío de contar con estrategias sólidas que sirvan de un marco donde las personas se sientan orientadas. Que tengan autonomía para diseñar tácticas claras que permitan medir, y así tener claridad respecto al aporte de cada equipo y cada persona. En los días que corren es cada vez más importante tener KPIs (Key Performance Indicators) de Negocios y OKRs (Objetivos y Resultados Claves) de Estrategia contenidos dentro de Modelos de Negocios solidos y bien claros.

Cultura Organizacional

El gran miedo de quien lidera en estos escenarios es que se pierda “la forma”, “el cómo”. Sostener la cultura en la nueva realidad organizacional es más que nunca un punto crítico. Una cultura clara y bien comunicada libera del constante (a veces enfermizo) control de parte de quienes conducen organizaciones para garantizar que las cosas se hagan a su modo. Entonces:

Define el Propósito de tu organización

¿Para qué hacemos lo que hacemos? Lograras conectar con tu equipo de trabajo desde un costado significativo y contagioso. 

Establece valores

¿Cómo lo hacemos? ¿Qué vale y qué no vale en esta organización? Un marco de normas y comportamientos esperados permite operar con orden en medio del caos. Elige valores organizacionales y compártelos con toda la organización. Conéctalos con comportamientos esperados del día a día. Revísalos con frecuencia, premia y reconoce a aquellas personas que respetan y que sean verdaderos abanderados de tus valores organizacionales.

Bienestar (salud) 

Cuida a tu equipo. La virtualidad o la hibridez nos empujó a la sobrecarga de trabajo. 

BienestrEs cierto, podemos hacer más en menos tiempo, pero el precio es muy caro: una call detrás de la otra mezcladas con las tareas del hogar. El trabajo y la familia se comparten un mismo espacio y casi nadie lo alcanza a dominar. Esto es muy peligroso. Son cada vez más los casos de estrés, ataques de pánico o irritabilidad con el entorno. La nueva realidad, mal llevada es un atentado a la salud.

Brinda tiempo libre (el tiempo es lo más valioso)

Fomenta las pausas. Comparte tips y herramientas para el bienestar. 

Se permisivo con las actividades y/o responsabilidades personales

Son todas oportunidades para que tu equipo se despeje y será una forma de cuidarlos, y muy bien apreciada por ellos. Es un gran desafío porque lo debes hacer al mismo tiempo que cuidas de la organización como un todo. 

Menos y mejores calls

Elige bien qué llamadas realizar y elimina las que no sean imprescindibles. Ten precisión sobre a quién invitas a participar. Determina agenda y tiempos antes de cada espacio de reunión virtual. La salud de tu equipo es la salud de tu organización. Cuídalos. 

Les dejo algunos tips que pueden ayudar al sostén de estos tres pilares:

  • Dailys, Checks ins, Checks out para coordinar acciones internas.
  • Agendar reuniones frecuentes 1 a 1 y feedback con los miembros de tu equipo. Revisa como se siente cada uno.
  • Realiza eventos presenciales con frecuencia a voluntad. Vernos en persona sigue siendo muy valioso.
  • Ten siempre un lugar fijo donde la gente se pueda encontrar para garantizarles un respiro de sus hogares.
  • Evite llenar los lunes y los viernes de las agendas. Los fines de semana largos se lo van a agradecer. 
  • Comparta técnicas de productividad con sus equipos. Ayuda a hacer mejor las cosas 

Estos son algunos puntos entre los tantos que venimos probando, sin embargo la incertidumbre sigue firme y al día.

Espero esta nota los ayude en la gestión de equipos y tambien los invito a intercambiar conocimiento y experiencia:  ¿Tienes algún consejo para compartir?

Regístrate en nuestro newsletter

Regístrate aquí para obtener las últimas noticias, actualizaciones y ofertas especiales enviadas directmente a tu correo.

No compartiremos tu información con nadie